Googléalo

jueves, 22 de mayo de 2008

CLICK CLICK CLICK... El bendito control!!!


Es una noche/día cualquiera, fastidiosa quizás, o simplemente de esas en las que no hay nada qué hacer ni porque lo inventes... Ah, pero el detalle es que no estas sola (o) estás con "ÉL" o "ELLA", acostados los dos en la cama ó en el sofá de la sala sin decir una palabra, porque en el momento la ladilla es tal, que ni hay nada que conversar.

Ante tal situación, no queda más remedio que ver televisión, para aquellos que nos gusta ver una que otra peliculita, de repente una serie, como para matar el rato.

Resulta que no tienen una pelicula que ver en el DVD, así que toca ver tele (DIOS!!! Que sirva el cable!!!), entre pasar y pasar canales, consiguen algo más o menos bueno, que llama tu atención. Concentras la mirada en la fulana pantalla...

De pronto, cuando sientes que aquello que ves es más o menos interesante... ZAZ!!! Empiezan a cambiar constantemente las imágenes, te das cuenta que no es una locura del director, no son las propagandas, no son cortos de próximas presentaciones, NO!!! Están cambiando los canales.

No se han puesto a pensar, por qué demonios siempre a tu pareja, se le ocurre la infeliz idea de cambiar canales, sin siquiera consultarte si te gusta lo que ves o no... Pero ahora bien, ¿no te resulta aunque sea vano y trivial, una peleíta por el control, que desencadena muchas veces en los mejores polvos que hay?

2 comentarios:

Vikingo dijo...

Bueno, siempre existe y existirá la épica disputa por el control ahora acerca de una mega discusión que desencadene una versión desarmada de Sr. y Sra Smith no eh tenido esa experiencia pero nunca es tarde voy a buscar el control...oops! estoy solo.... :(

Smirnoff dijo...

Coño!!! esa vaina arrecha de una manera inimaginable, que cuando encuentras el programa, documental o pelicula que te anima el rato de ladilla extrema venga el "omnipotente señor del control remoto" y lo cambie justificando que el programa en cuestion lo aburre o ya lo vio ¬¬